cuidados higiene ortodoncia

Cuidados e higiene en pacientes con ortodoncia

Si llevamos ortodoncia, es muy necesario seguir una serie de consejos tanto para el cuidado del aparato, como para la salud de nuestros dientes y encías.

Como ya hablamos en este post sobre la ortodoncia y su importancia en la salud dental, la corrección que se busca es funcional y estética. El resultado va a provocar un cambio beneficioso para toda la vida del paciente.

Puede ser fundamental para funciones tan básicas de nuestra boca como la masticación, como todos sabéis, pero si no se tiene mucho cuidado durante el tratamiento, nos pueden surgir problemas adicionales que es conveniente prevenir.

Evidentemente, esta prevención se refiere expresamente a la higiene dental. Es decir, hay que conservar los dientes y encías sanos durante el tratamiento, ¡aunque la realidad es que deberías de mantener siempre unos buenos hábitos de higiene bucal!

Si antes de mirar un tratamiento de ortodoncia como el nuestro, tienes dudas sobre este aspecto, ¡en este post te lo explicamos!

La clave está en la placa dental

El principal problema que se puede tener con la ortodoncia es la acumulación de placa dental, además de otros como la acumulación del sarro. Hablamos de esa capa bacteriana que se genera en nuestra boca continuamente y que, de acumularse, puede provocar enfermedades como las temidas caries o inflamación patológica de las encías como la gingivitis.

Pues bien, si ya de por sí es importante eliminar la placa, si tenemos una ortodoncia lo es mucho más, ¿por qué? Porque la ortodoncia, dada sus características, retiene una mayor cantidad de placa que de costumbre, por lo que si no se elimina correctamente tendremos problemas que pueden afectar de manera irreversible nuestros dientes o encías.

Consejos para evitar la acumulación de placa

Para que tengáis claros los pasos para el cuidado de tu salud dental, en el caso de llevar una ortodoncia, primero vamos a ver los hábitos diarios que debéis llevar a rajatabla.

Hábitos de higiene

  • Cepillado de los dientes 3 veces al día, después de cada una de las comidas importantes. De igual manera, cepillar y limpiar el aparato de manera cuidadosa.
  • Limpiar también las zonas entre los dientes, una vez al día como poco y antes de irse a dormir siempre. Utilizar hilo dental tipo superfloss o un cepillo interdental para ello. También podemos utilizar los aparatos de higiene llamados irrigadores de los que hablamos más adelante.

Además de estos hábitos, recuerda seguir los consejos para un cepillado óptimo que ya os mostramos en la entrada de nuestro blog sobre cómo cepillarse los dientes.

Ahora, veamos cuáles son los elementos que debéis tener en cuenta para una mejor limpieza de la boca.

Elementos para mejorar la higiene dental

Dado el hábito diario, es más que evidente que un buen cepillo, ya sea manual o eléctrico, es necesario, al igual que un cepillo interdental o interproximal. Ahora, os hablamos de otros elementos que nos pueden dar una ayuda extra, debido al uso de ortodoncia.

Pasta de dientes remineralizante

Las pastas de dientes remineralizantes están especialmente indicadas para reparar los daños en dientes o encías, provocan el fortalecimiento de los dientes gracias a su efectoremineralizador del esmalte dental.

Por todo ello, es perfecto para prevenir la acumulación de placa y sarro o la aparición en el esmalte dental de manchas blancas y caries.

pastas dientes

Ahora bien, muchas veces se hablan de las pastas con flúor, la cual puede provocar en caso de abuso, problemas en la salud dental, sobre todo en el período de formación de los dientes, pudiendo provocar patologías como la fluorosis dental.

Por eso es muy importante que tu higienista dental o tu ortodoncista conozca qué pasta de dientes usas y qué colutorio y con que frecuencia se está utilizando por parte del paciente.

Sabiendo las características del paciente podremos recomendaros pastas de dientes remineralizantes.

colutorio ortodoncia

Este tipo de productos van a ayudar a que no aparezcan las típicas manchas blancas tras la ortodoncia, fruto de una desmineralización y que pueden derivar en caries dental.

Irrigadores dentales

Afortunadamente su uso es cada vez más popular, ya no es raro comentar entre los amigos el uso de esta excelente herramienta de higiene dental.

Si no sabes lo que es un irrigador dental, puede que al verlo te parezca una herramienta sólo apta para profesionales como nosotros, pero la realidad es que su uso es extremadamente fácil y la sensación de limpieza que da es palpable desde el primer momento de su uso.

irrigadores dentales

Es muy recomendable en pacientes portadores de ortodoncia con brackets, pero también en otros tipos de ortodoncia invisible como el sistema Invisalign. Durante el tratamiento de ortodoncia ya sea por los elementos retentivos propios del aparato o porque el movimiento dental provoca huecos entre los dientes, la retención de restos de alimento es mayor.

El irrigador dental es un pequeño elemento que suelta agua a presión y con el que se llega a zonas que es casi imposible llegar con el cepillo.

Gracias al agua a presión sobre la zona entre encías y dientes, permite una limpieza mucho más fácil en toda la boca. Existen diferentes irrigadores en el mercado y de distintos precios y tamaños. En cuanto a cuál comprar, nosotros creemos que no existe una diferencia grande entre todas las marcas y solemos decir que “el mejor irrigador es aquel que se usa”.

La limpieza de la ortodoncia

Ahora que hemos visto las pautas básicas para la limpieza bucal cuando llevamos una ortodoncia, vamos a ver cómo se ha de limpiar el propio aparato y asegurarnos, de esta manera, la prevención de los problemas que hemos señalado.

Para ello, nos vamos a centrar en la limpieza según el tipo de aparatos, ya sean removibles o fijos.

Limpieza de aparatos removibles

Como ya hemos comentado en algunas ocasiones, una de las ventajas de la implantación de un aparato removible es su facilidad para limpiarse. Así, el cepillado de este aparato se realiza una vez sacado de la boca, por lo que es mucho más cómodo de limpiar. De igual manera, se puede comer sin el aparato, lo que no restringe tanto los alimentos a ingerir.

Así, el proceso es bien sencillo. Simplemente, sácate el aparato removible y límpialo con agua y pasta de dientes, cerciorándote de cepillar bien todo el aparato. En caso de que no fuera suficiente, se puede lavar una vez al día con jabón antical.

Además de todo ello, también puede ser recomendable, como sucede con las férulas o las dentaduras postizas, utilizar pastillas efervescentes que desinfecten el aparato.

¡Por cierto! Si no estás utilizando el aparato, lo mejor es guardarlo en una caja para evitar golpes y su posible deformación. Nosotros siempre te proporcionaremos estas cajas. Ten cuidado, evita dejarlo envuelto en servilletas cuando comas fuera de casa y te evitarás tener que buscarlo entre la basura

El cuidado del aparato fijo

Cuando se tiene un aparato fijo, como es la ortodoncia con brackets es mucho más difícil tenerlo bien limpio, al no poderse cepillar los dientes sin el aparato y tener que comer con ellos puestos.

Cómo limpiarse los dientes con aparatos fijos

En primera lugar, vayamos al cepillado. Lo que hay que tener en cuenta es que lo mejor es cepillarse los dientes inmediatamente después de comer y así evitar que se incrusten los alimentos en el aparato.

Posteriormente, empezar el cepillado por la zona en la que se une encía con diente y luego en la zona interdental, para asegurarse de limpiar mejor aquellos recovecos donde se suele incrustar los restos.

interproximales

A la hora de centrarnos en la limpieza del aparato, hay que empezar por la parte frontal del bracket, cepillándolo con suavidad, para luego cepillar la parte superior e inferior. Procura ser cuidadoso con los elementos del aparato, arcos, muelles y ligaduras, si algo se mueve o está roto llámanos y solucionaremos enseguida tu problema.

Es más que recomendable utilizar posteriormente un hilo dental específico para aparatos. En este sentido, os aconsejamos utilizar el hilo dental Superfloss de Oral-B y así limpiar mejor debajo del aparato y las zonas interdentales.

superfloss

Para finalizar, podemos usar colutorios especialmente diseñados para ortodoncia.

La alimentación con ortodoncia fija

Otro punto interesante si tenemos un aparato fijo es el de la alimentación. Con el fin de evitar molestias, debemos de cambiar una serie de hábitos en la ingesta de comida y tipo de alimentos a ingerir.

Por ejemplo, se deberían de evitar  los alimentos con un gran contenido con azúcar como chucherías o caramelos, así como otros que se insertan fácilmente en el aparato, como los frutos secos.

Recomendamos también evitar mascar chicles o alimentos muy pegajosos.

Además, es conveniente cortar en pequeños trozos todo alimento que vayamos a ingerir, pasándolo así directamente a ser masticado por los molares.

No intentes comer cosas duras de manera frontal con los dientes ya que se pueden despegar los brackets o romper elementos de la ortodoncia.

Con todos estos consejos, estamos seguros de que podrás mantener tu aparato en perfecto estado. ¡Asegúrate de seguirlos paso a paso y evita otros problemas dentales!

¡Recuerda que si tienes alguna duda, durante el tratamiento siempre te podemos asesorar!

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>