caries de cuello clinica lorenzo

Caries de cuello: qué son, dónde se originan y cómo evitarlas

¿Sabías que las caries son una de las enfermedades más comunes de la boca? Las hay de muchos tipos, pero el lugar favorito de las bacterias que las originan para acomodarse es, sin duda, el cuello del diente. En Clínica Lorenzo trabajamos para cuidar de ti y de tu salud dental y por eso, hoy queremos informarte sobre qué son, dónde se originan y cómo puedes evitar las caries. Poniendo especial atención a las caries de cuello, ya que se trata de un problema más delicado.

¿Qué son las caries de cuello o cervicales?

Las caries cervicales o de cuello son denominadas de clase V, según la clasificación de Black. Estas se ubican en las caras descubiertas de los dientes, es decir, en la parte más cercana a la encía. Los expertos coinciden en que el cuello es una de las zonas más vulnerables del diente porque la capa de esmalte que la recubre es muy débil.

Además de las caries de cuello, existen otros tipos (de corona, de raíz, interdentales…), dependiendo de en qué parte del diente se posen las bacterias que las generan. Unos entes microscópicos que, cuando metabolizan los azúcares que ingerimos, generan ácidos, que son los que terminan con la capa superficial del diente hasta agujerearlo.

Estos pequeños virus son fanáticos de los azúcares, que tienden a posarse en aquellas zonas a las que son más difíciles de acceder (y por tanto de limpiar), zonas a las que no llega la lengua o en los huecos de las mejillas. En definitiva, lugares que se convierten en caldo de cultivo para que se origine la carie. Ya que estas bacterias encontrarán vía libre para disfrutar de los restos de comida que no han llegado a su destino.

Si como hemos apuntado anteriormente, se producen caries en el cuello del diente, en este caso la superficie (cemento o dentina expuesta) nunca será tan resistente como el esmalte. Por lo que los efectos de la bacteria serán, en primer lugar, más inmediatos y más graves si la carie daña al nervio del diente.

Evitar las caries de cuello está en tus manos

Aunque bien es cierto que hay personas más propensas a experimentar caries, no es una excusa para relajarse en lo que a la higiene bucodental se refiere. Al contrario, hay que poner mucha más atención y ser más meticuloso. Y tampoco estará de más visitar de vez en cuando a nuestro dentista para prevenirlas. Una revisión a tiempo puede frenar una carie que, quien sabe, podría ser muy molesta. Más todavía si se trata de una caries de cuello.

Por este motivo, tengamos o no más facilidad para contraer caries cervicales o cualquier otro tipo, debemos tener una buena rutina de higiene bucodental, así como llevar una dieta sana.

¡Apunta estos consejos para evitar las caries de cuello!

 A continuación, te damos algunos consejos para que no quede ni rastro de comida en tu boca cada vez que te cepillas los dientes y se lo pongas un poco más difícil a esas bacterias, deseosas de generarte una carie.

  • Usa un dentífrico con flúor y cepíllate bien los dientes tras cada comida.
  • Usa también hilo dental y un cepillo interdental para asegurarte de que no hay placa en esas zonas difíciles.
  • Puedes tener un enjuague bucal con flúor para emplearlo de forma ocasional (por ejemplo, una vez al día).
  • No abuses de los azúcares porque, como ya te hemos explicado, favorecen la aparición de caries.

Trabajamos para que no pierdas tu sonrisa

¿Quién no le ha quitado importancia alguna vez a una carie? A veces nos parece un pequeño problema que podemos dejar para más adelante. Sin embargo, los dientes, si terminan por caerse, no vuelven a crecer. Así que no olvides que tus dientes han de acompañarte durante toda la vida, que los necesitas y que debes cuidarlos.

Desde Clínica Lorenzo te recomendamos que visites a tu dentista periódicamente y si tienes alguna molestia que te haga sospechar de que tienes alguna carie, ¡llámanos!

Llevamos más de 30 años cuidando de la salud bucodental de nuestros pacientes y preocupándonos porque nunca pierdan su sonrisa. :)

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>