dientes-sensibles

La sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria, un dolor innecesario y fácilmente evitable

Si notas que te duelen los dientes cuando comes algunos alimentos o bebes bebidas frías, es una señal clara de sensibilidad dental. Otras actividades como cepillarte los dientes también podrían ser una molestia cuando se padece éste trastorno.

La probabilidad de sufrir sensibilidad dental o hipersensibilidad dentinaria es alta, ya que afecta a gran parte de la población, especialmente mujeres, y se ve incrementado en verano por el consumo de bebidas frías para hidratarnos y combatir el calor.

Para algunos pacientes, la hipersensibilidad representa un problema de poca importancia. Pero para muchos, el grado de incomodidad es altísimo ya que afecta a su calidad de vida. Por ello, debemos pensar en nuestra salud bucal y en los hábitos que pueden ayudar a reducir ésta sensación o incluso evitarla.

La sensibilidad dental es un dolor intenso transitorio que se produce cuando la dentina (zona interna de los dientes) entra en contacto con estímulos externos, como cambios de temperatura, consumo de bebidas y alimentos fríos, calientes, gaseosos, dulces o ácidos, cepillado de dientes demasiado fuerte o bruxismo (hábito inconsciente de rechinar o apretar los dientes).

Las causas de la sensibilidad son diversas, una de ellas puede ser debido la pérdida de esmalte dental, que actúa como protector del diente, o una retracción de la encía, que provoca que el diente quede al descubierto. Por esta razón, los estímulos alcanzan las terminaciones nerviosas, ya que quedan expuestas, generando una sensación de dolor.

sensibilidad-dental

Descubre si sufres hipersensibilidad dental

Algunos síntomas de padecer hipersensibilidad dental pueden confundirse con otras patologías como caries y esmalte o dentina fracturada, por ello lo más conveniente es realizar una primera revisión dental para corroborar que se trata de hipersensibilidad dental.

Una vez confirmado el diagnóstico, podemos reproducir aquellos estímulos que producen la sensibilidad con el fin de confirmar el diente afectado y el sitio exacto en el que se produce el dolor. Para ello, una de las formas de detectar el diente afectado es aplicando en los dientes:

  • Estímulos térmicos: fríos o calientes. 
  • Aire: aplicar con una jeringa aire a cada diente.
  • Estímulos osmóticos: el paciente debe beber soluciones de glucosa que pueden generar la sensación de dolor, de esta forma sabemos cuáles son las zonas afectadas. 
  • Estímulos táctiles: en este caso tocaríamos la zona cervical del diente con sondas de exploración.

Recomendaciones para evitar la sensibilidad dental

Te proponemos los siguientes remedios preventivos para evitar la hipersensibilidad y las molestias que conlleva.

  • Realiza una higiene bucal adecuada y evita cepillarte los dientes con demasiada intensidad. 
  • Modera el consumo de alimentos ácidos, dulces, gaseosos, fríos o calientes que desgastan los dientes: zumos, vino, refrescos, frutas cítricas, helados, etc. El ácido erosiona el esmalte dental, dejando la dentina al descubierto y provocando sensibilidad dental. Por ejemplo, las bebidas carbonatadas o el café contienen unos elevados niveles de acidez.
  • Utiliza un cepillo de dientes de filamentos suaves y extremos redondeados para no dañar el esmalte ni las encías. 
  • Emplea una pasta dentífrica y enjuagues bucales para dientes sensibles con el objetivo de prevenir la abrasión del esmalte y la retracción de las encías.Un plus en la limpieza puede ser el uso del hilo dental, cepillos interproximales o irrigador bucal.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura en los alimentos y bebidas.
  • Cambia los malos hábitos: no utilices los dientes para morderte las uñas, cortar hilos, abrir envases, comer pipas o morder objetos como bolígrafos o palillos.

hipersensibilidad-dental

Tratamientos para la sensibilidad dental

En caso de que sufras esta patología, lo más adecuado es consultar al odontólogo para tratarla, ya que podría derivar en otros problemas como caries o enfermedades periodontales. Tu dentista te proporcionará distintos tipos de tratamientos en función de cuál sea tu caso, teniendo en cuenta los productos que pueden ayudarte a tratar la hipersensibilidad.

En cualquier caso, un tratamiento preventivo es la mejor opción para evitar su aparición y cronificación. Primero, se recurre a un consejo dietético para eliminar teniendo en cuenta sus hábitos de consumo.

En segundo lugar, también se le dará al paciente unos tratamientos que pueda aplicar en su casa, son principalmente productos que contienen flúor y derivados del potasio (nitrato potásico, compuestos de fosfato cálcico, cloruro potásico…).

En tercer lugar y, no menos importante, se realizan tratamientos en clínica para acelerar el proceso y asegurar la función de los productos. Algunos de esos procedimientos son: aplicar barniz de flúor en las áreas expuestas para fortalecer el esmalte y la dentina, poner flúor en una férula que se coloca en la boca del paciente, utilizar agente de adhesión para sellar la superficie de la dentina y proporcionar una barrera para que los estímulos no puedan llegar a las raíces o realizar una endodoncia. También se puede usar el láser como método transitorio para eliminar la sensibilidad dentinaria. 

En Clínica Dental Lorenzo llevamos más de 30 años atendiendo a las diferentes necesidades de nuestros pacientes en éste ámbito. Sea cual sea tu caso, no trates de diagnosticarlo sin la ayuda de tu dentista de confianza.

hipersensibilidad

Contáctanos para solucionar tu sensibilidad dental

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>