Cigarrillo roto con fondo azul

Tabaquismo: Descubre cómo afecta a tu salud oral

El tabaquismo es una adicción que afecta a millones de personas en todo el mundo. Todos sabemos que el tabaco es perjudicial para la salud, pero en este artículo exploraremos las consecuencias específicas que tiene para la salud bucal y cómo puede afectar a los dientes, las encías y la cavidad oral en general. Fumar puede ser un hábito difícil de dejar, pero al comprender los riesgos que conlleva, esperamos que encuentres la motivación necesaria para dar el primer paso a una vida libre de humos.

 Desde Clínica Dental Lorenzo  nos vamos a centrar, precisamente, en todos los problemas e inconvenientes que conlleva el tabaco para nuestra salud oral.

¿Por qué el tabaquismo afecta tanto a la salud oral?

La boca es la vía de entrada del humo del tabaco, un humo que está compuesto por 4.000 constituyentes diferentes, todos ellos tóxicosmutagénicos y carcinogénicos. Además, otro efecto nocivo es el propio calor al aspirar el cigarro. Por ello, un fumador tiene mayores niveles de bacterias y una menor defensa ante los ataques bacterianos a sus encías.

Enfermedades orales que provoca el tabaquismo: 

Fumar durante muchos años aumenta notablemente la aparición de diversas enfermedades, vamos a destacar algunas de las más importantes.

-Mayor riesgo de cáncer oral:

Sin lugar a dudas, la peor de las consecuencias que puede tener el tabaco es el cáncer. Muchas personas relacionan únicamente el tabaco con el cáncer de pulmón, pero puede producir grandes daños en otras partes de nuestro cuerpo. Estamos hablando del cáncer oral.

Fumar tabaco expone la boca a numerosas sustancias químicas carcinógenas que pueden dañar el ADN de las células y causar mutaciones muy perjudiciales para la salud. Los fumadores tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de labio, lengua, paladar, encías y garganta. Fumar multiplica por seis las probabilidades de tener una lesión malignizable (precancerosas) en la cavidad oral. Es más, entre el 75% y el 90% de los casos de cáncer oral están vinculados a la suma del consumo de tabaco y alcohol.

-Periodontitis:

La periodontitis, o también conocida como enfermedad de las encías, es una infección grave que daña el tejido blando alrededor de los dientes. Esta enfermedad y todas sus variantes afectan al tejido que sostiene los dientes, es otra enfermedad cuyo riesgo de padecerla se puede aumentar en el caso de los fumadores. Este riesgo se multiplica entre 2,5 y 6 veces si eres fumador. Por norma general, los fumadores presentan más problemas en cuanto a pérdida del soporte óseo de su pieza dental. La periodoncia es la disciplica que se ocupa del estudio, prevención y tratamiento de esta enfermedad.

-Gingivitis:

La gingivitis es una forma frecuente y leve de enfermedad de las encías, que causa irritación, enrojecimiento e hinchazón. El caso de la gingivitis es paradójico. Las encías de los fumadores tienden a sangrar menos, pero eso no significa que no padezcan tal enfermedad. De hecho, suelen tener las encías más inflamadas, por lo que “se camufla” dicho problema, pudiendo provocar patologías más graves como la periodontitis, que mencionábamos anteriormente.

-Caries:

El tabaquismo también puede provocar caries. El tabaco provoca la pérdida del soporte óseo, como hemos comentado, por lo que se expone en mayor medida la raíz del mismo. Además, produce una menor salivación de la boca, por lo que un fumador tiene una menor capacidad para neutralizar la placa.

Otros problemas que genera el tabaquismo:

Además de las enfermedades que hemos mencionado , el tabaquismo produce otro tipo de problemas en nuestra salud oral, como los que vamos a ver a continuación:

-Halitosis:

El tabaquismo está asociado con el mal aliento crónico, conocido como halitosis. Al fumar, se modifica la cantidad y calidad de la saliva sobre nuestra flora, produciendo mal aliento. El olor del humo del tabaco se impregna en la boca y los pulmones, y puede persistir incluso después de cepillarse los dientes o usar enjuagues bucales. Además, fumar puede alterar el sentido del gusto y del olfato, lo que afecta la capacidad de disfrutar los sabores y aromas de los alimentos.

-Manchas y decoloración dental

El tabaco contiene sustancias químicas como la nicotina y el alquitrán, que se depositan en la superficie de los dientes y causan manchas y decoloración. Con el tiempo, los dientes de los fumadores tienden a volverse amarillos o marrones, lo que afecta negativamente la estética dental. Además, las manchas de tabaco pueden ser difíciles de eliminar incluso con la limpieza dental regular, lo que requiere procedimientos de blanqueamiento dental más intensivos.

 -Retraso en la cicatrización

El tabaquismo afecta negativamente la circulación sanguínea, incluyendo la de los tejidos orales. Esto puede llevar a un retraso en la cicatrización de heridas después de una cirugía dental, extracciones de dientes o implantes dentales. Los fumadores tienen un mayor riesgo de complicaciones postoperatorias, como infecciones y problemas de cicatrización de las heridas.

La clave para transformar tu vida: dejar el tabaco

Desde la Clínica Dental Lorenzo, nuestra primera recomendación es que abandones el hábito de fumar. El tabaquismo es un enemigo oculto que está atacando tu salud bucodental. Emprender la decisión es difícil, pero mientras esperas el momento de apagar el cigarrillo de una vez por todas, te damos algunos consejos para cuidar la salud de tu boca.

En primer lugar, es imprescindible emprender una limpieza bucal más exhaustiva que la de los no fumadores. Es esencial el cepillado tres veces al día y complementarlo con enjuagues bucales. Además, es muy importante acudir con regularidad al dentista y seguir los tratamientos de higiene establecidos por nuestros profesionales.

Como has podido comprobar, los inconvenientes del tabaco son múltiples. ¿A qué esperas para empezar a dejar de fumar? En Clínica Dental Lorenzo estamos dispuestos a ayudarte. ¡Contacta con nosotros!

Tabaquismo